Diferencias entre Normas ISO Certificables y No Certificables

diferencias normas iso certificables

Las normas ISO son una herramienta fundamental para mejorar la calidad, seguridad y eficiencia de las empresas. Sin embargo, no todas las normas ISO son iguales; algunas son certificables y otras no. Entender esta diferencia es crucial para aprovechar al máximo estos estándares internacionales.

Tabla de contenidos

¿Qué son las Normas ISO?

La Organización Internacional de Normalización (ISO) desarrolla normas que proporcionan requisitos, especificaciones, directrices o características que pueden ser utilizadas de manera consistente para asegurar que materiales, productos, procesos y servicios sean aptos para su propósito. Estas normas se dividen en dos categorías principales: certificables y no certificables.

Normas ISO Certificables

Las normas ISO certificables son aquellas que una organización puede implementar y luego ser auditada por una entidad externa para obtener una certificación formal. Esta certificación demuestra que la empresa cumple con los requisitos establecidos por la norma.

Ejemplos de Normas ISO Certificables:
  1. ISO 9001: Gestión de la Calidad: Esta norma establece los criterios para un sistema de gestión de calidad y es la única norma en la familia ISO 9000 que puede ser utilizada para la certificación. Es utilizada por cualquier organización, grande o pequeña, en cualquier sector.

  2. ISO 14001: Gestión Ambiental: Esta norma establece los criterios para un sistema de gestión ambiental eficaz. Ayuda a las organizaciones a mejorar su desempeño ambiental a través de un uso más eficiente de los recursos y la reducción de residuos.

  3. ISO 45001: Gestión de la Salud y Seguridad en el Trabajo: Proporciona un marco para mejorar la seguridad de los empleados, reducir los riesgos en el lugar de trabajo y crear condiciones de trabajo más seguras.

  4. ISO 27001: Gestión de la Seguridad de la Información: Esta norma ayuda a las organizaciones a gestionar la seguridad de la información que tienen bajo su control.

  5. ISO 22000: Gestión de la Seguridad Alimentaria: Esta norma establece los requisitos para un sistema de gestión de la seguridad alimentaria y se puede aplicar a cualquier organización en la cadena alimentaria, desde los productores hasta los minoristas.

Normas ISO No Certificables

Las normas no certificables están diseñadas para proporcionar directrices, recomendaciones o modelos de buenas prácticas, pero no están destinadas a ser auditadas para certificación. Estas normas son útiles para mejorar procesos internos y establecer mejores prácticas sin la necesidad de una certificación formal.

Ejemplos de Normas ISO No Certificables:
  1. ISO 31000: Gestión de Riesgos: Proporciona directrices sobre la gestión del riesgo y puede ser utilizada por cualquier organización sin importar su tamaño, actividad o sector.

  2. ISO 26000: Responsabilidad Social: Ofrece orientación sobre cómo las organizaciones pueden operar de manera socialmente responsable. No es una norma certificable, pero ayuda a las organizaciones a contribuir al desarrollo sostenible.

  3. ISO 19011: Directrices para la Auditoría de Sistemas de Gestión: Proporciona orientación sobre la auditoría de sistemas de gestión, incluyendo los principios de auditoría, la gestión de programas de auditoría y la realización de auditorías de sistemas de gestión.

Cómo Diferenciar Entre Normas Certificables y No Certificables

Para diferenciar si una norma ISO es certificable o no, considera los siguientes aspectos:

  1. Título y Alcance: Las normas certificables suelen especificar requisitos en su título y descripción. Por ejemplo, ISO 9001 se titula «Sistemas de gestión de la calidad – Requisitos».

  2. Estructura de la Norma: Las normas certificables incluyen secciones específicas de requisitos que deben cumplirse para la certificación, mientras que las no certificables proporcionan directrices o recomendaciones.

  3. Documentación de Apoyo: Las normas certificables suelen tener documentación y guías adicionales que explican el proceso de certificación y cómo cumplir con los requisitos.

  4. Información de Entidades Certificadoras: Las entidades certificadoras acreditadas (como Aenor, SGS, Bureau Veritas, etc.) suelen listar las normas que certifican en sus sitios web.

Conclusión

Comprender la diferencia entre las normas ISO certificables y no certificables es esencial para cualquier organización que desee mejorar sus procesos y estándares. Mientras que las normas certificables ofrecen una validación formal y pueden abrir puertas a nuevos mercados y clientes, las no certificables proporcionan un marco valioso para la mejora continua y la gestión eficaz.

Implementar las normas adecuadas puede llevar a mejoras significativas en la calidad, eficiencia y reputación de tu empresa. Si deseas más información sobre cómo estas normas pueden beneficiar a tu negocio, no dudes en consultar a Capitalis.

Comparte este Post

Noticias relacionadas